Contouring para el día a día

Todos conocéis el tan aclamado » contouring» que seguro que os recuerda a Kim Kadarshian, una técnica de maquillaje basada en la colocación estratégica de los «claro-oscuros», con la que podemos corregir nuestro rostro. Muchas me habéis comentado que vuestro resultado al intentarlo ha sido un maquillaje un poco espeso con apariencia de máscara y que no os atrevéis a realizarlo en un día laboral.

Pues se puede! yo de hecho lo hago cada día, desde luego tenemos que ser consecuentes y no esperar un cambio radical pero si un embellecimiento muy notable.

Utiliza 2 bases de maquillaje de las que usas normalmente, yo utilizo un fluido efecto piel desnuda para evitar el efecto de máscara. Una base será un tono más claro y la otra un tono más oscuro que tu base habitual. Empezamos!

1 Aplica la base clara en pómulos, siempre en ascendente hacia la sien y la oscura debajo de los pómulos
2 Aplica la base clara en el puente de la nariz y el oscuro en las aletas
3 Aplica el oscuro en la parte alta de la frente, ojo! si tienes una frente muy pequeña este paso debes omitirlo! y el      claro en el entrecejo en forma de triangulo invertido, extiende hacia la la frente.
4 Aplica base clara en la barbilla, labio superior y comisuras de los labios y oscura marcando el hueso de la mandíbula.

¡Ya lo tienes! Ahora difumina con cuidado para no mezclar demasiado y no dejar espacios en el rostro sin cubrir. Verás que en tan solo 3 minutos tienes tu efecto contouring y estarás orgullosa de mostrar tu piel a la luz del sol.

¡Besos y a comerse el mundo!

yo perfil

Written by: Zuriñe Intxaurraga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *